Consejos sencillos para una vivienda antirrobo

viviendaantirrobo
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on Twitter

Los métodos más efectivos para disminuir los riesgos de un robo son la disuasión y la disminución de oportunidades para el ladrón. El ladrón busca la mejor ocasión y el menor riesgo. Generando la mayor cantidad de obstáculos para el ladrón disminuímos las oportunidades y desalentamos al ladrón que preferirá seguir adelante en busca de una mejor opción.

A continuación compartimos contigo estos consejos sencillos para una vivienda antirrobo.

Ilusión de ocupación

Nada es más atractivo para un ladrón que una casa abandonada. Antes de delinquir, un ladrón estudia y lee tus actividades desde afuera, buscando patrones y señales que den indicio de desocupación. ¿Cómo engañarles? Utilizá tecnología para simular la presencia de personas en su casa.

Antes de irrumpir, un ladrón toca el timbre para saber si hay alguien en casa. En el mercado se encuentran disponibles nuevos sistemas WiFi que le permiten contestar el timbre incluso si no se encuentra en casa. Este método de telepresencia engaña a los oportunistas. De manera similar, existen dispositivos especiales que simulan los colores y niveles de iluminación cambiantes producidos por un televisor, dando la impresión de que hay alguien en casa mirando la tele.

Hoy en día los sistemas de luces programables son bastante accesibles y contribuyen a la ilusión de ocupación, encendiéndose y apagándose en horarios preestablecidos cuando no hay nadie en casa, contribuyendo a la ilusión de ocupación. Así también, las luces activadas por movimiento ubicadas en los patios y accesos son una manera sencilla y económica de ahuyentar visitantes indeseados.

¡Cuidado, perro bravo!

cartel de alarmaAdemás de los sistemas convencionales de alarma y los servicios de seguridad y cercos electrificados existen otras estrategias económicas para mantener a los ladrones alejados.

Colocá carteles llamativos indicando la presencia de alarmas o perros guardianes (los tenga o no) para desalentar cualquier intención de robo. Este es un mecanismo efectivo de defensa y puede lograr que el ladrón cambie de objetivo.

Instalá cámaras de seguridad en lugares visibles, esto ayuda a disuadir a ladrones potenciales. Los sistemas de circuito cerrado son cada vez más económicos pero para quienes están cortos de presupuesto, existen cámaras “de mentira” que imitan a los sistemas reales y han probado ser bastante efectivas a la hora de ahuyentar personas mal intencionadas.

Mas vale prevenir

La prevención es igual de necesaria. Dejar a la vista computadoras, tablets, teléfonos celulares o cualquier otro objeto de valor es una invitación a que las roben. Evitá exponer sus objetos de valor ante ojos extraños.

Muchas veces, la sensación de seguridad que ofrece un segundo piso hace que propietarios confiados dejen ventanas abiertas y sin llave, ofreciendo una oportunidad perfecta para el ladrón. Cientos de testimonios policiales nos indican que esto no es más que una ilusión. Mantené puertas y ventanas cerradas siempre que no haya nadie en la casa.

Diseño antirrobo

Candado antirroboUn diseño bien pensado puede hacer mucho por la seguridad de tu hogar. Las murallas, rejas y arbustos dan privacidad a la vivienda pero también le ofrecen al ladrón el escondite perfecto. Así mismo una casa en esquina es más vulnerable que una entre linderos ya que le da al ladrón más rutas de escape y una mejor visual para monitorear tus actividades. Los árboles tienen un gran valor ecológico y paisajístico pero en ocasiones ofrecen una estructura fácil de trepar que se convierte en vía de acceso a ventanas y patios. Las puertas ventana de baja gama son fáciles de abrir, un ladrón experimentado puede sacarlas de su riel e incluso volverlas a colocar luego de realizar su golpe para evitar sospechas y ganar tiempo de escape.

Existen varias alternativas de diseño para mejorar la seguridad de tu hogar. Consultá con un arquitecto experto para relevar la situación, evaluar las opciones y coordinar la instalación de los sistemas.

Conclusión

La seguridad es una de las mayores preocupaciones de los ocupantes de una vivienda. Por suerte existen varias medidas que tomar para mejorar la protección de una casa  y se encuentran al alcance de cualquier propietario.

No te olvides:

  • Utilizá tecnología para simular la presencia de personas en su casa
  • Colocá carteles llamativos indicando la presencia de alarmas o perros guardianes
  • Instalá cámaras de seguridad en lugares visibles
  • Evitá exponer sus objetos de valor ante ojos extraños
  • Mantené puertas y ventanas cerradas siempre que no haya nadie en la casa
  • Consultá con un arquitecto experto

 

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on Twitter