Por qué recomendamos el Diseño y Construcción Integral

Una vez que nos decidimos a empezar un nuevo proyecto de arquitectura, tenemos que definir qué metodología utilizar para el desarrollo del trabajo: el enfoque tradicional o el Diseño y Construcción Integral. En los siguientes párrafos analizaremos cuatro aspectos claves del desarrollo del trabajo de arquitectura y el por qué recomendamos optar por el Diseño y Construcción Integral como la mejor opción.

EQUIPOS DE TRABAJO: UN SOLO EQUIPO VS LA TRILOGÍA TRADICIONAL

El enfoque tradicional se basa en tres sujetos claves: el cliente que proyecta sus ideas, el arquitecto que las  diseña y el constructor que les otorga un cuerpo de ladrillos y cemento. En este modelo de trabajo los clientes están acostumbrados a tener dos contratos diferentes: uno con el arquitecto y otro con el constructor. Cada uno de ellos trabaja de forma independiente, con su propia agenda, sus propias ideas y sus propias preocupaciones, que no siempre son compartidas.

Bajo la metodología Diseño y Construcción Integral se plantea una nueva modalidad de trabajo que busca administrar proyectos reduciendo los costos generales y efectivizando el tiempo. El Diseño y Construcción Integral ofrece un enfoque diferente: un solo contrato. Esto significa también un solo equipo, una sola entidad, y un flujo de trabajo unificado desde el concepto inicial del proyecto hasta su finalización. En este sentido, los roles del diseñador y del constructor se re-integran para reducir los costos generales del proyecto y ganar tiempo. Además, este modelo permite que el cliente se convierta en un miembro más del esfuerzo colectivo desde el comienzo.

CONTRATOS Y RESPONSABILIDES: UN SOLO CONTRATO, UN SOLO RESPONSABLE VS  MÚLTIPLES CONTRATOS Y RESPONSABILIDADES

En el enfoque tradicional, al trabajar de forma separada con un arquitecto y con un constructor, necesariamente se debe trabajar con contratos separados. Sin embargo, con el enfoque Diseño y Construcción Integral, al trabajar con una sola unidad de trabajo, la responsabilidad se reduce a un solo contrato.

Al trabajar con un esquema tradicional, la responsabilidad de los errores de diseño o construcción se transfieren al cliente, debido a que es éste quien debe coordinar el trabajo entre ambos profesionales y servir de “nexo” entre ellos. Sin embargo, bajo el enfoque Diseño y Construcción Integral la responsabilidad de los errores, la carga de los costos y riesgos asociados se transfieren al equipo de diseño y construcción, liberando al propietario de las principales responsabilidades legales y de gestión.

COMUNICACIÓN: DIRECTA Y EFECTIVA VS DISTINTOS CANALES DE COMUNICACIÓN

La comunicación también se ve afectada en el modelo tradicional, debido a la separación del equipo en dos funciones claves: diseñadores y constructores. Al ocuparse de dos partes diferentes del proyecto a realizar, ambos utilizan distintas metodologías, tienen distintas preocupaciones y distintos intereses. El cliente, de esta forma, se convierte en el nexo de comunicación entre ambas unidades de trabajo y los “teléfonos cortados” al transmitir la información se hacen más comunes.

Sin embargo, el éxito del Diseño y Construcción Integral radica en gran parte en la comunicación directa y efectiva entre los miembros del equipo integral, lo que contribuye a la previsión de riesgos y la optimización de los procesos. La actitud de todos los involucrados en el proyecto también es clave: hay que pensar y actuar como una sola entidad. Es un proceso altamente colaborativo y totalmente integrado que se basa en la confianza, el respeto mutuo, el trabajo en equipo, la innovación y la solución creativa de problemas. Se otorga el poder al equipo para entregar proyectos más rápido, de la mejor forma y con un costo óptimo, es decir,  el mejor valor por el dinero, tiempo y esfuerzo invertido. De esta forma, se construye un ambiente de confianza que permite que los problemas sean discutidos y resueltos como un equipo. Y que el trabajo en conjunto derive en la finalización exitosa del proyecto de construcción.

DESARROLLO DEL TRABAJO: SIMULTANEIDAD DE FASES VS FASES CONSECUTIVAS

En el proceso tradicional, el trabajo del constructor empieza una vez que el trabajo del diseñador finaliza. El arquitecto comienza su trabajo con la fase de planificación del proyecto, luego se realizan los diseños preliminares y consecuentemente, el diseño final. Una vez aprobado, se procede a licitar el proyecto que conlleva una etapa de re-ajustes. Al ser adjudicado el proyecto a la propuesta del constructor ganador, éste se encarga de tramitar los permisos y, finalmente, se procede al proceso de construcción en sí. Las fases consecutivas conllevan un proceso lento, con posibilidad de generar mayores riesgos y cambios al proyecto.

En el proceso Diseño y Construcción Integral, Diseñador y constructor, al trabajar en un mismo equipo integrado desde el inicio del proyecto, tienen la oportunidad de coordinar efectivamente y optimizar los esfuerzos del diseño y de la construcción, superponiendo estas fases, en la medida de lo posible, reduciendo los tiempos y como consecuencia, los costos.

El equipo de trabajo (cliente, arquitecto y constructor integrados) trabajan en conjunto para la planificación del proyecto. Al mismo tiempo que se realizan los diseños preliminares se procede a la estimación de los costos generales. Luego, en el transcurso del trabajo de diseño final del proyecto se tramitan, al mismo tiempo, los permisos para la construcción. Por último, se procede a la construcción. Esta simultaneidad de fases efectiviza el tiempo y genera ahorros para el cliente.

dci-1024x269

Como conclusión, si bien cada modelo ofrece una forma diferente de trabajo, consideramos que al trabajar bajo un modelo Diseño y Construcción Integral se busca garantizar soluciones de ganancia mutua para todos los involucrados: esto significa tener el mejor balance entre costos, diseño y calidad. Además, al tener un único contrato de responsabilidad, se reducen al mínimo los riesgos para el propietario, se optimiza la comunicación y los procesos de proyecto y construcción.

Tweets recientes